Verano, época maravillosa de buen tiempo, vacaciones, familia, amigos, playita y… comida, mucha comida y excesos: el chiringuito, la cañita, la tapita, la cenita en el restaurante… Todos los esfuerzos, sacrificios y precauciones de los meses de abril, mayo y junio tirados por tierra en poco más de un mes y medio…

No obstante, ahora llega septiembre, vuelta a la rutina, y para todos aquellos que quieran volver a la senda del «buen camino» (o al menos el camino sano), me permito el lujo de compartir con vosotros un par de artículos que espero os puedan resultar de interés y que curiosamente vienen a concluir lo mismo: los frutos secos no solo no engordan sino que ¡¡ayudan a adelgazar!!

El primer artículo que os comparto no puede tener un titular mejor: ¿Por qué no engordan los frutos secos?. Según este artículo, que habla de varios estudios científicos que tratan de explicar por qué los frutos secos no engordan, las dietas ricas en frutos secos, comparadas con diferentes dietas de control, no aumentan el peso corporal, el Índice de Masa Corporal o la circunferencia de la cintura. Nuestros hallazgos apoyan la inclusión de frutos secos en dietas saludables para la prevención cardiovascular”. (estudio recogido en la edición de junio de 2013 en la revista American Journal of Clinical Nutrition)

No obstante, no vale cualquier forma de consumir frutos secos, sino que se recomiendan totalmente naturales, sin aditivos, sal o azúcares: «Antes de seguir, es preciso dejar claro que cuando los investigadores hablan de frutos secos no hacen referencia a “pipas Tijuana”, a quicos, a cacahuetes bañados en chocolate o a almendras recubiertas de caramelo o sal. Hablan de productos como almendras, anacardos, avellanas, cacahuetes (en realidad es una legumbre pero se clasifica en este grupo), castañas, nueces, piñones o pistachos. No se observan diferencias si escogemos un tipo u otro de fruto seco (Am J Clin Nutr. 2015;102(6):1347-56), ni tampoco si están tostados, fritos u horneados, pero sí es conveniente escogerlos sin adición de sal, azúcar o potenciadores del sabor (ej. Glutamato monosódico).»
 
Sobre las razones de por qué los frutos secos no engordan «los expertos barajan diferentes hipótesis para explicar esta aparente paradoja, como la gran capacidad saciante de los frutos secos (tras consumirlos dejaríamos de comer otros productos, probablemente menos saludables) o que su digestión requiere mucha inversión de energía por parte de nuestro sistema digestivo.«
Por otro lado, el segundo artículo que os quiero compartir se refiere a un estudio analizado en The New York Times que viene a concluir que un puñado de nueces todos los días te ayudará a adelgazar.

Resultado de imagen de nuecesSegún este artículo «los frutos secos son uno de los alimentos más saludables que existen, sin embargo, no los consumimos con toda la frecuencia que debiéramos. (…) Una de sus principales propiedades es que poseen ácidos grasos esenciales o grasas saludables, como los omega 3, que promueven la salud de los sistemas nervioso e inmunológico.

Si realmente existen los superalimentos, las nueces desde luego son uno de ellos. (…) El consumo de frutos secos, dentro de una alimentación sana, reduce los niveles de colesterol LDL (“colesterol malo”) en sangre, aumenta el colesterol HDL (“colesterol bueno”) y protegen frente al desarrollo de arteriosclerosis. Aunque tengan muchas calorías, son poderosos saciantes, por lo que pueden ayudar en una dieta cuyo objetivo sea la pérdida de peso.«

Según la investigación que se analiza en el artículo, y en la que participaron nueve pacientes obesos, el consumo de un puñado de nueces diarias (alrededor de unos 48 gramos) disminuyó los sentimientos de hambre y apetito. La autora principal del estudio reseña que “las nueces pueden alterar la forma en que nuestros cerebros ven los alimentos y esto impacta directamente en nuestro apetito, por lo que estos resultados confirman las recomendaciones actuales de incluir las nueces dentro de una dieta saludable”.

Espero que os hayan gustado ambos artículos, os hayan resultado útiles y os animen a volver a poneros en forma!!! Tan sólo me queda recomendaros unos 30 gramos diarios de nutshot (www.nutshot.es), ya sea del Día a Día o Deporte, y os beneficiéis de sus múltiples bondades. Os dejo una fotillo de mis vacaciones en las que, por supuesto, no han faltado mis nutshot.
 
😀